Fecha:
Noches:
Habitaciones:
Adultos:
Niños 4-10 años
Bebés 0-3 años
Promo Code:

Reserva ahora por nuestro sitio oficial!

La Historia
del Albergo Cesàri

"Nosotros, Bernardino Ridolfi y Patrizio Spoletino, Camarero Secreto de la Santidad de N.S. Papa Pío VI y Canónigo de la Sacrosanta Vaticana Basílica y de las Universidades de Hoteleros, para mantener la presente como visitante, concedemos licencia y admitimos entre el número de los Hoteleros de Roma a Stefano Cesàri... A día de hoy 27 de febrero de 1787."



Empieza con esta licencia, documento único en todo el panorama receptivo romano, la historia ya bicentenaria del Hotel Cesàri, una tradición llevada a cabo durante todos estos siglos siguiendo las reglas de la más genuina hospitalidad romana.
Basta notar como aún en 1869, en la guía más importante de Roma de la época, se encuentran solo letreros de hoteles con nombres extranjeros: Hotel de Russie, Hotel d'Angleterre, Anglo American Hotel, etcétera. Las dos únicas excepciones estaban representadas por el Grand Hotel della Minerva y, precisamente, por el Hotel Cesàri.

El Hotel durante todos aquellos años acogió a personajes ilustres: fue muy querido por Stendhal, que habló con gran afecto en sus memorias sobre sus viajes por Italia (Memorias de un turista) de la posada de Madama Giacinta Cesàri, y hospedó también a los grandes historiadores de Roma Gregorovius y Mommsen. De ahí se pasa a figuras fundamentales del Risorgimento Italiano, como el Héroe de los dos Mundos, Giuseppe Garibaldi, y Mazzini, que se alojó aquí tras la proclamación de la República Romana y desde donde pronunció, el 6 de marzo de 1849, un apasionado discurso al pueblo romano.

El Hotel Cesàri está íntimamente ligado a la historia de la capital de Italia, vivió los fastos de la Belle Epoque pero fue amenazado por el derrocamiento del Fascismo, sufrió la ocupación alemana y acogió después a los Aliados, que lo utilizaron como círculo para los oficiales. Aún hoy hospedamos a los hijos de estos últimos, movidos afectivamente por los recuerdos que les fueron narrados por sus padres.
La Familia Palumbo-Curti gestiona desde 1899 esta histórica estructura, una dinastía que ha tenido sus inicios con Raffaele para, a continuación, llegar a ser una de las empresas italianas más duraderas administrada exclusivamente por mujeres. De hecho en 1947 empezaron Paola y Anna, hoy son las nietas que introducen el Cesàri en su tercer siglo de historia, renovándolo pero manteniendo siempre su esencia original.
Precisamente de esta gloriosa historia entrelazada con la de la Familia, nace la experiencia que cada uno de vosotros podrá vivir alojándose en el Cesàri. Además del esplendor de su ubicación, en el centro del corazón latente de Roma, no seréis considerados clientes, sino auténticos huéspedes en Casa de una antigua familia romana.

La emoción de despertarse y desayunar bajo el cielo de Roma, sobre las columnas del Templo de Adriano Emperador. La calidez y la hospitalidad amigables que solo la Capital de Italia sabe regalar.
El estupor de estar rodeados por cientos de años de historia.
¡Así es el Hotel Cesàri, así somos Nosotros!

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Mas informacion. ok